Baja autoestima

BAJA AUTOESTIMA

La autoestima es esencial para el equilibrio psicológico y emocional. Está en la base de la salud mental y en consecuencia sus desequilibrios están presentes en una gran parte de las disfunciones psicológicas que, como terapeutas, vemos a diario en nuestras consultas.

El ser humano se diferencia del resto de las especies, ente otras cosas, por su capacidad para adquirir una conciencia de sí mismo, establecer su propia identidad, valorarla y posicionarse con respecto a ella: me gusto, no me gusto, me gusto en unos aspectos, no me gusto en otros. No tendría que ser así, tendría que ser….

Detectar a la crítica


Es esa voz que te recuerda lo mal que haces las cosas, lo poco que vales, lo poco que te esfuerzas, que te compara con los demás dejándote siempre en desventaja, que te marca objetivos inalcanzables y que te recuerda continuamente tus fracasos es la responsable no quererte y aceptarte “tal y como eres”


El término autocrítica  hacer referencia  a una voz interior que nos exige y exige a ser diferentes en diversos aspectos de como somos y no nos gusta ser. Esos pensamientos llenos de exigencias hacia nosotros mismos son los que generan  la baja autoestima e impiden que nos queramos y aceptemos tal y como somos. Todos nosotros nos hemos construido una imagen de como tendríamos que ser totalmente condicionados por lo que se espera socialmente

Ser capaz de detectar esta voz crítica para posteriormente desarmarla es fundamental para librarnos del malestar que causan nuestras valoraciones negativas que nos llevan siempre estar en lucha con nosotros mismos, cada vez que no nos sentimos bien, no nos gustan nuestros pensamientos o  cuando los  resultados con los demás y en nuestros trabajos no son lo que esperábamos.


Realmente detrás de la autocrítica se encuentra el  miedo a no ser querido a no ser lo suficiente bueno a no ser aceptado y reconocido por los demás.


Una vez identificada  la autocrítica a partir del malestar emocional  a medida que analizamos hemos de determinar si nos ayuda a mejorar o no, si es racional o lógica y si es  de alguna utilidad Podemos empezar a ver lo poco lógicos e irracionales y empezar a cambiarlos por otros mas racionales y menos distorsionados. Con el tiempo veremos una pauta en nuestra baja aceptación, que miedos se esconden bajo la autocrítica. Qué función desempeñan, cuál es el objetivo de pensar de esa forma. Lo anterior es un trabajo sistemático y constante. Estos miedos han sido aprendidos en la infancia, también se pueden desaprender empezando a querernos, en el presente,  y aceptarnos callando ese voz interna.

Esa voz es una especie de castigo hacia nosotros para motivarnos a cambiar, seguramente es la estrategia que utilizaban nuestro padres o cuidadores así como nuestros maestros para hacernos mejorar. Ahora como no están nuestros padres está esa voz interna crítica  o pensamientos aparece en su lugar. Pero para eso no tenemos que ir al pasado como proponen algunas teorías psicológicas poco eficaces ya que el pasado pasado está. Sólo desde el presente podemos cambiar hacer todo lo necesario para reconciliarnos con nosotros mismos, dejando de escuchar esa voz autocrítica y desarmarla

La autocrítica siempre son autoexigencias rígidas hacia uno mismo, comparaciones con quien creemos que es mejor que nosotros, etiquetas o valoraciones  negativas y atención  selectiva aquello que no nos gusta de nosotros  dramatizando todo lo que no se adecue a las expectativas que tenemos sobre  nosotros.

Hay distintas técnicas de reestructuración cognitiva para recuperar tu autoestima cuyo objetivo final es la detención del pensamiento autocrítica y  sustitución por pensamientos menos distorsionados y más ajustados a la realidad, normalmente mediante un debate lleno de preguntas  sobre su utilidad, lógica,  racionalidad y bienestar emocional