Dependencia emocional

DEPENDENCIA EMOCIONAL ¿UNA ADICCIÓN?


La dependencia emocional aparece cuando la persona que la sufre permanece en un estado de apego o “enganche” a su pareja. Como ocurre con otras dependencias esta opera mediante mecanismos de refuerzo positivo y negativo. Al sentirse querido/a uno/a se siente bien  emocionalmente cuando no se obtiene  ese cariño aparece el malestar para deshacerse él hacen todo  lo posible para que la pareja no se vaya a pesar que algunas veces aparezca el maltratado, coacciones  u otras vejaciones.  La persona afectada es capaz de reconocer el maltrato y el menosprecio que sufre a diario, pero no tiene la capacidad para dejar de estar ‘enganchada’ a su pareja. Pide perdón incluso por cosas que no han hecho, con el fin de mostrarse sumiso/a ante su pareja; para ganar su aprobación y amor.

La dependencia emocional es la necesidad de amor y vínculo afectivo. Las personas que la sufren tienen un gran miedo a estar solas y no pueden concebir su vida si no es al lado de una pareja sentimental y tiende a idealizar a su cónyuge, viviendo bajo una sumisión hacia él.

No se sabe bien por que las personas con dependencia emocional buscan parejas con un carácter dominante, con un perfil psicológico que tiende hacia el egoísmo y el narcisismo, posesivas, autoritarias y déspotas.Se someten a sus parejas, que ejerce un rol dominante.

La  persona dependiente intentará volver una y mil veces con su expareja, cuando se romper la relación o buscar otra rápidamente para acabar de la misma manera Esta dependencia se parece a la dependencia  a las sustancias al igual que drogadicto se las ingenia para obtener la sustancia y volver a consumir cuando se rompe el vínculo surge el  “síndrome de abstinencia emocional”. El afectado llegar a manifestar un “altruismo patológico”al punto de abandonar sus propias responsabilidades laborales a fin de tener el tiempo necesario para complacer las necesidades del cónyuge. Si ls persona dependiente tiene hijos, es frecuente que sus hijos tengan conductas y actitudes de menosprecio hacia él/ella. Aprenden a despreciar a alguien pasivo que no muestra autoridad ni dignidad.El dependiente emocional niega el problema a pesar de que su entorno le advierte de ello lo que le lleva a enfrentamientos airados con amigos y familiares.

La causa de la dependencia se da en personas con una pobre autoestima y una necesidad de ser queridos, aceptados y buscan la aprobación de su pareja y de los demás. Son autocríticos se siente inferiores y culpables. La dependencia emocional se asocia a algunos trastornos ansiosos o depresivos.

Es  imprescindible iniciar rápidamente una terapia psicológica, preferentemente cognitiva conventual a fin deshacerse de esta adicción emocional.Tal como ocurre en las diferentes adicciones, el primer paso es que el afectado sea capaz de reconocer que tiene un problema y decida buscar la manera de solucionarlo.