Insomnio

Insomnio

 Antes que nada decirte que no dormir no tiene ningún efecto perjudicial ni para la salud mental y ni física, aparte de estar algo más cansando y con menos concentración, al día siguiente. Pasar un noche en blanco, de vez en cuando, es común en la mayoría de los mortales. Y, más aun si estás pasando por una época donde, en tu vida, hay algo que te preocupa. Y, hoy. ¿A quien no le preocupa alguna cosa? Hay un abuso inadecuado de los ansilíticos y somníferos que sólo hacen que agravar y mantener el problema.
Dependiendo de lo flexible que uno sea consigo mismo,  la tolerancia, adquirida, ante el malestar emocional,el grado de rigidez y de control que uno haya aprendido en su vida para hacer frente a las pequeñas y grandes frustraciones, que pueda suponer, en este caso, no dormir; va aparecer un problema de insomnio o no.
Si  te gusta controlar lo que piensas, las sensaciones corporales que tienes  y mantener siempre un estado emocional guay, tienes muchas papeletas de convertir una/s noches de insomnio esporádicas, en un problema de insomnio.

 
Anticipación de lo que tememos.
La persona, con las características que más arriba he mencionado, a medida que se aproxima la hora de ir a la cama empieza a temer que no va a dormir, surgen en la mente los recuerdos desagradables creados durante tantas horas en las que ha girado y regirado en la cama. Y, conforme se aproxima la hora de ir a la cama el temor se va incrementando.

Hacer cosas para poder dormir.
Estas personas que no se permiten el no dormir, cambia algunos hábitos de vida _se acuestan antes, cuentan las horas que han dormido, se exigen dormir tanto tiempo, empieza a tomar infusiones, se dan una ducha, escuchan música relajante, leen, se llevan la tele a la habitación, dejan de tomar excitantes, como el café, te o coca cola, etcétera; todo para huir del insomnio y hacer que aparezca el sueño. Pero en realidad, y de eso no se dan cuenta, es que el insomnio esta tomando el protagonismo en su vida atendiéndolo de forma exclusiva.

El chequeo permanente y la lucha por forzar el sueño.
Como hay tanto deseo por evitar el insomnio y poder dormir, se empiezan ha hacer demasiados esfuerzos por llamar al sueño. Se ponen en estar alerta para comprobar si están dormimos o no. Cuando no es así miran el reloj, se levantan, empiezan a anticipar las consecuencias que tendrá el no haber dormido sobre el día siguiente, dramatizando y adivinando las mismas.

La solución se convierte en el problema.
Insomnio. Psicologos Tarragona. Si le preguntamos a una de esas personas que nada más caer en la cama ya están roncando sobre que hacen para dormir. La respuesta siempre es la misma. Yo me duermo, eso es todo…. es fácil: apago la luz y cierro los ojos. Parecerá que no es una información suficiente, pero sin embargo no hay otro secreto. Decepcionante, quizás por que esperábamos otra respuesta, pero eso es verdaderamente lo que hacen las personas que duermen bien:nada. El sueño es un proceso natural, que aparece de forma involuntaria. Los que duermen bien no fuerzan el sueño.
El querer dormir como solución al insomnio se convierte en el problema. El problema fundamental es que los esfuerzos e intentos para controlar el proceso del sueño y así evitar el insomnio, forman parte del problema y no de la solución. Anticipar no dormir, hacer y dejar de hacer cosas para dormir, el insomnio como el centro de preocupación, el chequeo constante para ver si se está dormido y la lucha para dormirse, todo ello, activa la ansiedad. La ansiedad le cierran las puertas al sueño. Como sabes difícilmente nos quedaremos dormidos estando ansiosos de ahí que las soluciones, para evitar el insomnio, se conviertan en el problema. Morfeo, el dios del sueño, no es amigo de ansiedad. El sueño llegará o no, pero no lo podemos controlar para que aparezca, es una de las cosas, entre miles, sobre las que no tenemos control. Si no te resistes al hecho de no dormir dejarás las puertas abiertas al sueño y él entrará cuando crea conveniente no cuando tu quieras que suceda.

El problema como prescripción. ¿Paradójico no?
Si no podemos dormir no tenemos nada que hacer, excepto abandonar la lucha por querer dormir. Se trata de aceptar la experiencia de no dormir, parar de intentar dormir. Mas bien lo adecuado sería, intentar permanecer despierto. Es lo único, si tu actitud de permanecer despierto es honesta, que te va a permitir con seguridad cesar en la lucha de interferir en su sueño natural forzándolo para que llegue. Después de todo, si estas en la cama, está oscuro y estás verdaderamente fatigado, abandonaste tan solo a descansar sin forzar el sueño. Permanecer despierto le hará, probablemente, dormirse más rápidamente porque esto le hace parar de darse la murga de intentar dormirse.
Es necesario, que acepte el insomnio, que, precisamente, permanezca despierto. Paradójico, no ?como psicólogo en Tarragona llevo muchos años viendo como las personas sin querer se provocan su propio insomnio a base de esforzarse para dormir. Para dormir no hay que hacer nada. Insomnio. 


Los comentarios están cerrados