Depresión.

Depresión

DIEZ CLAVES PARA SUPERAR LA DEPRESIÓN

DEPRESIÓN Y SITIMIA.

Los síntomas entre la distimia y la depresión son comunes pero son menos severos en la distimia, pero se cronifican más que los de la depresión.  Tristeza, ansiedad o sensación de “vacío” persistentes. Pérdida de interés en actividades que antes se disfrutaban. Llanto excesivo. Mayor inquietud e irritabilidad. Menor capacidad de concentrarse, prestar atención y memoria Dificultad para tomar decisiones. Disminución de la energía. Pensamientos de muerte, intentos de suicidio. Aumento de los sentimientos de culpabilidad, desamparo y, o desesperanza. Alteraciones del peso y, o del apetito debido a comer de forma insuficiente o excesiva. Alteraciones en los hábitos del sueño. Aislamiento social. El  futuro, se ve, lleno de anticipaciones negativas y el presente como un carga de llevar.

La distimia, también llamada trastorno distímico, se define como un tipo de trastorno afectivo o del estado de ánimo que a menudo se parece a una forma de depresión, menos severa, pero más crónica

La distimia es un trastorno depresivo que afecta al cuerpo, al estado de ánimo y a los pensamientos. Las personas que sufren una enfermedad depresiva no pueden simplemente “recobrar el ánimo” y reponerse.

Tratamiento de la depresión y la distimia.

raya

Tomar perspectiva de los estados de ánimo.

La persona deprimida confunde su estado depresión con su identidad. Se identifica con su estado depresivo como si el/ella fuesen su depresión. Como si ese estado emocional, pasajero y los pensamientos que lo acompañan, representasen su forma de ser.

Cuando el estado emocional  ha remitido la persona vuelve a sentir, pensar y actuar como antes.

Los pensamientos distorsionados, las sensaciones y la tristeza son parte de la depresión,  no de la persona que los tiene. Es como creer, cuando tenemos gripe, que ese estado gripal y todos sus síntomas,  producido por un virus, creyésemos que son nuestra forma genuina de ser. Tenemos un estado de gripe pero nosotros no somos ese estado ni nos representan sus síntomas.

En la depresión llegamos a confundimos con ese estado emocional (sensaciones, sentimientos y pensamientos)

Pero eso no es así. Cuando la depresión remite desaparecen todas las sensaciones, sentimientos y pensamientos que  son propios de  la depresión. Que no representan ni tienen nada que ver con la persona que los tiene. Los pensamientos distorsionados son creídos cien por cien. Cuando  realmente están vacíos de contenido y no son hechos, sino valoraciones.

Activación conductual.

Es un procedimiento de terapia,  sistemático,  para incrementar la actividad con conductas que estén en consonancia con lo que para el paciente es valioso en la vida. Se enseña a los pacientes e  invitan que no esperen a estar motivados para activar conductas, valiosos y placenteras, sino que se pueden  activar , sin estar motivado.

Aceptar el malestar.

 Soltar los pensamientos  irracionales y la rumia mental. Aceptación de los patrones de pensamiento  y emocional negativo y la capacidad de responder de manera hábil no dejando llevar por la tristeza o la apatía. Desapegarse de sus pensamientos y sentimientos negativos, lo que permite a la mente pasar de un patrón de pensamiento automático negativo a un procesamiento emocional consciente.