Terapias


Hoy más que nunca  cada día se espera más de nosotros en los distintos campos donde nos desenvolvemos como son el personal, familiar, académico y laboral,  para el cual no siempre nos encontramos preparados.  Nuestro equilibrio emocional no es extraño que con tanta presión  se encuentre a menudo en jaque.

 Aunque no nos lo parezca la mayor parte del sufrimiento humano es generado por nosotros y no por las circunstancias que nos rodean.  Las circunstancias, no siempre las podemos cambiar pero si las expectativas rígidas que tenemos  de las mismas. Cuando las expectativas sobre nosotros, los demás y de  vida  no coinciden con lo que  está pasando entramos en conflicto emocional.. Ese conflicto se traduce en malestar emocionan en eso momentos nos sentimos mal y entramos en una intensa rumia mental. Los pensamiento alimentan el malestar y entramos en una espiral que nos arrastra hacia una tormenta emocional de la que es difícil salir. Ese es el momento de buscar ayuda  en como gestionar nuestras emociones y no nos hagamos daño con ellas.

La terapia psicológica, es la respuesta a muchos conflictos que nos llevan a la frustracion e infelicidad.  El malestar se puede  transformar en un reto para cambiar. Crecer, ser más flexibles y abiertos con nosotros y con los demás. La terapia es un proceso de ayuda y asesoramiento para que aprendas a gestionar de forma correcta tu malestar.

El trabajo, en terapia,  es una relación de colaboración, complicidad, descubrimiento y cambio.Es un desprendizaje emocional.  Enseñarte a relacionarte con tu malestar de una forma nueva, para que superes tu problema y recobres tu bienestar persona. La terapias se centran, en el presente, sin olvidar como te han influenciado las experiencias del pasado.

La duración de las terapias es breve,  se sitúa  entre  uno  y tres meses.   En el espacio de terapia te vas a sentir escuchado, sin juicios, valoración o crítica. Vas a comprender cuales son las causas de tu malestar, que debes de hacer para recuperar tu bienestar, mantenerlo, no volver a tener nuevas recaídas.

Depresión

Ansiedad (trastornos de pánico, fobias, agorafobia, fobia social, trastorno de ansiedad generalizada)

Problemas Obsesivos-Compulsivos

Estrés Postraumático

Trastornos de Personalidad

Adicciones (cocaína, marihuana, alcohol, anfetaminas, casinos, bingos, maquinas tragaperras, internet, videoconsolas, móvil.etc)

Trastornos alimentarios (obesidad, anorexia y bulimia)

Trastornos psicosomáticos (quejas y molestias físicas, dolor de cabeza, tensión muscular, problemas de alergias, asma, problemas sistema digestivo)

Hipocondría

Dolor crónico

Falta de control de impulsos

Trastornos del sueño

Dificultad de adaptación a nuevas situaciones (a los hijos, trabajo, matrimonio)

Duelos, responsabilidades laborales..

Problemas de autoestima

Deficit en habilidades sociales